Rapretti y sus Fuegos | En mis Fuegos

Rapretti y sus Fuegos | En mis Fuegos

En Mis Fuegos: mucho más de lo esperado

Y entonces me fui de viaje a Chubut nuevamente, a mi amada Patagonia, en el otoño -estoy horneando las notas y posteos sobre el viaje. Viaje de prensa, fotografía, gastronomía, y claro, no quería perder la oportunidad para hacer de todo un poco, conocer lugares nuevos, y poder contarles. En mi lista hacía rato estaba hablarle a Gustavo Rapretti y de esta vuelta no lo dejé pasar. Tenía esa curiosidad innata por conocer su lugar –En Mis Fuegos– en Puerto Madryn. Bendito momento!

Si hay algo que realmente me gusta es conocer a la gente que es apasionada por lo que hace, y Rapretti lo es. Quien en algún día cayó enamorado por la Patagonia y eligió Puerto Madryn como su casa, está presente en todo el proceso, desde la elección de los ingredientes -todos autóctonos, como por ejemplo las salicornias cosechadas por él mismo- hasta el cuidado en recibir personalmente a cada cliente, los detalles de la decoración, la cocina y la elección del menú. Es el alma mater de En Mis Fuegos, sin dudas.

El menú es cuidado, discreto, simple y elaborado a la vez. Un plato que siempre está es el salmón blanco; también usa y abusa de las algas, secas o hidratadas. El menú vigente cuando de mi visita: tortilla tradicional española, bruscheta con tomate confitado hecho en cuba de hierro, seso de ternera con chimi de la casa; crocante de salmón blanco con pasta de algas; carpaccio de trucha del lago muster con pickles de almendras y algas; vieiras con tomate grillado y lactanesa (leche de naranja) con algas frescas y polvo de algas; cigarreta de corazón de chocolate y dulce de leche con salsa de coco; crema helada de menta bonfilio con arándanos.

Crocante de salmón blanco con pasta de algas – la pasta de algas es fantástica.

El mismo Gustavo dice que En Mis Fuegos ofrece una “cocina con identidad” y nada podría explicar mejor lo que uno siente al probar los platos de esta cocina tan patagónica: los productos tienen identidad. Un baile a través de los sabores y aromas que Rapretti sabe manejar muy bien.

Carpaccio de trucha del lago muster con pickles de almendras y algas

La carta de vinos es acotada y perfecta: vinos de bodegas boutique, vinos patagónicos y chubutenses, y algunos más conocidos. Algunas cervezas artesanales, pocos y buenos tragos, dos buenas etiquetas de whiskies. Café expresso y excelente atención terminan de cerrar una velada más que perfecta e imperdible en Puerto Madryn.


BONUS TRACK

1. Si te gusta el whisky, no dejes de pedir el chubutense La Alazana, producido en El Hoyo, y difícil de encontrar. Rapretti lo tiene.

2. Reservar! Hay pocas mesas -por suerte!- y abre de martes a domingo, sólo por la noche. Sin reservar el riesgo de quedarse con las ganas es grande.

3. Probá lo que te sugiera el chef. Sin temor, creéme.

4. No por nada el salmón blanco es el plato que siempre está. Es, de lejos, el mejor que he probado.

En Mis Fuegos – Av. Gales 32 – Puerto Madryn – Chubut . Tel: (280) 4458740




Seo wordpress plugin by www.seowizard.org.